DESMALEZADORA STIHL FS 250

Potente desmalezadora de bajo consumopara trabajos prolongados de limpieza. Manillar abierto para un manejo de la máquina ergonómico y sin esfuerzo. Especialmente adecuada para limpieza de baldíos, grandes superficies de césped y mantenimientos en carreteras . 

DESMALEZADORA STIHL FS 250

$501.26 Precio
$451.72Precio de oferta
  • Especificaciones Técnicas

    Cilindrada cm³ 40,2
    Potencia HP 2,2
    Peso kg 6,3
    Capacidad depósito de gasolina l 0,64
  • Equipamiento de serie

    • STIHL ElastoStart

      El sistema ElastoStart absorbe los puntos de esfuerzo creados en el proceso de arranque por la presión de compresión. Con este sistema se reducen considerablemente las fuerzas transmitidas al usuario en el momento de arrancar la máquina, por lo que no daña ni músculos ni articulaciones. 

    • Sistema antivibración

      Empuñaduras prácticamente exentas de vibraciones para un trabajo más cómodo y sin esfuerzo.

    • Empuñadura multifuncional

      Todos los elementos de mando que controlan la máquina a mano. Un manejo más fácil y seguro.

    • Manillar abierto

      Permite un movimiento tranquilo y regular al trabajar en superficies grandes, así como un manejo ergonómico y sin esfuerzo de la máquina. Para máquinas como motoguadañas y desbrozadoras, el manillar abierto es la primera elección si tienen que cortar habitualmente gran extensiones.

    • Bomba manual de combustible

      Al activarla varias veces antes del arranque, aporta el combustible suficiente y reduce el número de tirones de la cuerda de arranque aproximadamente en un 40%.

    • Compensador

      Dispositivo que nos permite alargar los períodos de limpieza del filtro de aire sin pérdida de potencia y proporcionando una mezcla aire/combustible óptima.

    • Sistema de encendido electrónico

      Garantiza un arranque fiable y un funcionamiento del motor sin problemas. Está totalmente encapsulado y por tanto es immune a la humedad y la suciedad.

Ante las nuevas exigencias bancarias referentes a depósitos de moneda extranjera y el exagerado rechazo por parte de los bancos de plaza. No podremos recibir pagos en billetes de dólar.